Aunque la mayoría de los porteños coincide en que la prioridad es la salud, el 56 % de los inquilinos de la Ciudad asegura que no está en condiciones de pagar el próximo alquiler

Nicolás Stulberg

En medio de la crisis desatada por el COVID-19, y pese a las medidas económicas que lanzó el Gobierno para atender a los sectores más vulnerables, la mayoría de los porteños sigue teniendo problemas para hacer frente a los gastos más básicos.

Así lo demuestran los datos que arrojó el nuevo Informe del Observatorio “Gente en Movimiento”, coordinado por la diputada nacional Gisela Marziotta. “Si bien es necesario sostener el aislamiento ‘social, preventivo y obligatorio’, también lo es atender con urgencia ciertas demandas de los vecinos y vecinas que, de no atenderse, profundizarán aún más las desigualdades en la Ciudad”, expresó Marziotta.

“Si bien es necesario sostener el aislamiento ‘social, preventivo y obligatorio’, también lo es atender con urgencia ciertas demandas de los vecinos y vecinas que, de no atenderse, profundizarán aún más las desigualdades en la Ciudad”, expresó la diputada nacional, Gisela Marziotta.

La pesadilla de los alquileres

Entre las principales preocupaciones de los porteños se encuentra la imposibilidad de pagar el alquiler. Según arrojaron las conclusiones del relevamiento, más de la mitad de los inquilinos -lo que representa 202 mil hogares- no podrá pagar el alquiler de junio. Esta situación se agrava en la zona centro, donde sólo el 21 por ciento podrá hacerlo.

Otra de las grandes preocupaciones de los que viven en CABA son los geriátricos. Desde el inicio del aislamiento obligatorio hubo episodios de contagio en residencias de los barrios porteños de Belgrano, Parque Avellaneda, Monte Castro, Vélez Sarsfield, Villa Devoto y Recoleta pero también en las ciudades bonaerenses y provincias del interior del país. La situación se complejiza por la enorme cantidad de residencias sin habilitación.

De acuerdo con el Observatorio “Gente en Movimiento” el 88 por ciento de las personas que tienen algún familiar en geriátricos de la Ciudad de Buenos Aires temen que se contagien de COVID-19. Las últimas cifras otorgadas por el gobierno porteño afirman que en la Ciudad hay 558 geriátricos privados en los que viven 15.961 adultos mayores. Según el Informe, 9 de cada 10 porteños temen que sus familiares se enfermen de COVID-19 en el geriátrico.

De acuerdo con el Observatorio “Gente en Movimiento” el 88 por ciento de las personas que tienen algún familiar en geriátricos de la Ciudad de Buenos Aires temen que se contagien de COVID-19.

Brecha laboral

El COVID-19 vino a reforzar las desigualdades y ponerlas aún más en relieve. Dada la tendencia a flexibilizar la cuarentena, hay muchas personas que podrán retomar sus actividades laborales antes de que sus hijos e hijas vuelvan a tener clases en las escuelas de manera presencial.

De esto se desprende un dato revelador: el 46 por ciento de las mujeres en la Ciudad no tiene con quién dejar a sus hijos, mientras que en el caso de los hombres el porcentaje es casi la mitad: sólo el 24 por ciento tiene este problema. Según el relevamiento, este porcentaje muestra la desigual distribución de las tareas de crianza y la falta de políticas para disminuir esa brecha aparece cuando comparamos esta situación entre hombres y mujeres.

“Con estos números vemos cómo, en materia de cuidados, hay una profunda desigualdad de género, que se agudiza con la situación del aislamiento y la suspensión de las clases”, sostuvo Marziotta.

En caso de flexibilizarse a un más la cuarentena, el 46 por ciento de las mujeres en la Ciudad no tienen con quién dejar a sus hijos, mientras que en el caso de los hombres sólo el 24 por ciento tiene este problema.

Dengue, imparable

El último tema consultado por el Observatorio fue en relación al dengue, una epidemia que en la Ciudad de Buenos Aires llegó a los casi siete mil casos. Si bien hasta ahora los barrios con más casos fueron los de la zona sur, el estudio arrojó que los habitantes de la zona norte son los más preocupados frente a un posible contagio de dengue. Por el contrario, la mayoría de las personas de la zona sur (el 63 por ciento) ve con preocupación un posible contagio de coronavirus.

La mayoría de las problemáticas expuestas en el informe no son propias de la cuarentena sino que anteceden a la pandemia pero, debido a esta, se agravaron. “Por esto urge reflexionar en soluciones que atiendan las necesidades más inmediatas y pensar también soluciones a estas desigualdades para la ciudad post-coronavirus”, concluye el Informe.

Fuente: https://www.infobae.com/coronavirus/2020/05/19/coronavirus-en-argentina-un-informe-asegura-que-la-pandemia-profundizo-las-desigualdades-economicas-en-la-ciudad-de-buenos-aires/