La diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires del Frente de Todos, Gisela Marziotta, presentó su primer proyecto de ley para instituir la semana del 18 al 25 de noviembre como la “Semana Nacional de Lucha contra la Violencia por Razones de Género”. “Desde mi lugar como legisladora nacional me parece que es importante impulsar leyes como ésta, para seguir visibilizando una situación que es insostenible. La idea es que trabajemos de forma articulada entre el Poder Legislativo, Judicial, el gobierno nacional y los ejecutivos provinciales, para asumir entre todos y todas la tarea de decir basta a la violencia machista y a la discriminación”, apuntó Marziotta. En esta línea, la diputada celebró el apoyo por parte de diputadas opositoras. 

El proyecto de ley contempla que el Poder Ejecutivo desarrolle durante los siete días previstos, a través de los ministerios con competencia en la materia, “un conjunto de acciones públicas destinadas a visibilizar la problemática de la violencia por razones de género, en procura de su identificación, prevención y erradicación”. Para ello, explicó Marziotta, “lo que busca, entre otras cosas, es establecer una campaña de publicidad como la que se hace durante las campañas electorales con los partidos políticos; durante esos siete días se van a ceder minutos de publicidad para concientizar a la sociedad sobre la violencia por razones de género”. 

Los últimos datos publicados sobre femicidios son alarmantes. Según indicó el Observatorio de las violencias de género “Ahora que sí nos ven”, en lo que va de 2020 se registraron 66 femicidios, lo que significa que una mujer fue asesinada cada 23 horas por razones de género. En los nueve días que lleva marzo, hubo un total de seis casos, lo que da un promedio de uno cada 12 horas. La Casa del Encuentro publicó que en 2019 se registró un total de 299 femicidios y femicidios vinculados de mujeres y niñas, lo que implica un femicidio cada 29 horas. 

El proyecto de ley fue presentado formalmente el 5 de marzo, y cuenta con la firma de diputadas del bloque oficialista – entre ellas la vicepresidenta del mismo, Cecilia Moreau, Cristina Álvarez Rodríguez y Mónica Macha – y también opositoras, entre quienes se destacan Silvia Lospennato y Camila Crescimbeni de Cambiemos. “Es fundamental que todas nos pongamos de acuerdo y trabajemos juntas en estos temas, porque es nuestra responsabilidad representar y defender a las mujeres y personas trans que sufren día a día la violencia de género”, agregó Marziotta. 

Las acciones impulsadas por el Poder Ejecutivo deberán ser articuladas con las provincias y la Ciudad de Buenos Aires. La amplia campaña de difusión que propone el proyecto contempla, además de los espacios publicitarios en distintos medios de comunicación, jornadas de trabajo, conferencias, talleres, eventos artísticos, distribución de manuales y literatura especializada; también se implementarán cursos de formación para docentes y alumnos de escuelas públicas y privadas, universidades, asociaciones civiles, sindicatos, entre otras instituciones. 

“Al ser un problema transversal de la sociedad toda, debemos atacarlo con propuestas integrales, en donde todos los actores sociales tengan participación y sean representados. Vamos a terminar con la violencia por razones de género el día que todos y todas trabajemos en conjunto, y a eso apunta el proyecto”, concluyó Marziotta.