La diputada por el Frente de Todos, Gisela Marziotta, denunció la privatización del espacio público que implica el plan de estacionamiento medido del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “El estacionamiento medido en los barrios, donde el beneficio es poder dejar el auto en la puerta de tu casa, tiene una lógica recaudatoria y privatizadora del espacio público”, dijo la legisladora nacional en una reunión con vecinos y vecinas del barrio porteño de Villa Luro, quienes manifestaron su preocupación por el avance de la medida, que implica pasar de 4 mil plazas de estacionamiento medido a unas 120 mil.

“Lo que nos preocupa, más allá del costo que va a significar, es que sigue avanzando la privatización de los espacios públicos”, subrayó un vecino, y luego agregó que “en vez de un ordenamiento habrá un creciente desorden, porque comenzará una disputa por el espacio”. Desde la asamblea, denuncian que la medida perjudicará tanto a los comerciantes como a las personas que vayan de visita al barrio, y que el beneficio para los residentes es prácticamente nulo. En cuanto se concrete la medida, los parquímetros terminarán abarcando un 60 por ciento de los espacios disponibles para estacionar de toda la Ciudad.

            La diputada Marziotta destacó el trabajo que los y las vecinas están haciendo para la visibilizar el problema: “es importante que el tema se difunda, porque no se sabe en qué consiste y lo que se sabe, se sabe mal”, enfatizó. También subrayó la relevancia de la composición de la Legislatura porteña, al considerar que “no se pueden sacar leyes como si fuera una escribanía”, sin escuchar a los porteños y porteñas. Marziotta indicó que, tal como sostuvo el Frente de Todos durante la campaña del año pasado, esta medida fue ocultada por el oficialismo antes de las elecciones.

El viernes 7 se realizará una audiencia pública convocada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, que tendrá como tema central el aumento del valor de los parquímetros, de 15 a 25, es decir, un aumento del 66 por ciento. La audiencia no será vinculante, de modo que para el Gobierno es un trámite formal, pero los vecinos y vecinas se organizan para hacer oír sus voces. Las asambleas de los distintos barrios están sumando esfuerzos para crear una Coordinadora contra el estacionamiento tarifado en los barrios de la Ciudad.