La diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires del Frente de Todos Gisela Marziotta acompañó a los agentes de tránsito porteños, quienes reclaman al Gobierno de la Ciudad que termine con la precarización laboral y la persecución que lleva adelante y reincorpore a los trabajadores despedidos.

“El Gobierno de la Ciudad es quien tendría que hacer cumplir la ley laboral y es el primero que la incumple. Lamentablemente, se tuvo que perder una vida para visibilizar la precariedad sistemática con la que se trabaja en la Ciudad”, dijo Marziotta.

La diputada se sumó este viernes al acampe que realizan los trabajadores en el Obelisco que comenzó ayer, a las 11, y terminará hoy, a las 16, para mostrar la problemática del Cuerpo de Tránsito de la Ciudad de Buenos Aires.

Se debe a que la Ciudad decidió no renovar el contrato de 78 miembros de la fuerza, quienes reclamaban mejores condiciones laborales a partir de la muerte de la agente Cinthia Choque, atropellada por un automovilista en septiembre pasado.

El accidente, que le costó la vida a Choque y dejó secuelas en su compañero Santiago Siciliano, puso a la luz que un 70% de los agentes tránsito porteños era monotributista, no contaba con ART ni seguro de vida.

“Hay un blindaje mediático que hace que la precarización generalizada en el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no se denuncie como debiera ser”, afirmó Marziotta.

La Justicia porteña ordenó en enero pasado reincorporar a los trabajadores que habían sido despedidos, debido a que el Gobierno de la Ciudad había violado una medida judicial previa que disponía mantener la estabilidad de los agentes y ordenaba mejorar las condiciones laborales de esos trabajadores.

No solo el gobierno porteño no cumple con esa orden judicial, sino que los agentes temen el despido de 50 trabajadores más.