Imagen: Nicole Liberman

Al entramado político empresarial que esconde la construcción del microestadio de Atlanta hay que sumarle el malhumor social de los vecinos de Villa Crespo, quienes se quejan por los ruidos y el impacto ambiental en general. Uno de los temas recurrentes en las denuncias es la falta de espacios para estacionar teniendo en cuenta que la capacidad del microestadio será de 16 mil personas.

Andrés Alaluf, periodista deportivo y excandidato a vicepresidente segundo por la agrupación opositora de Atlanta, Bohemios de Primera, explicó que el diario La Nación, quien actualmente está construyendo el polémico microestadio, apareció repentinamente luego de la quiebra de Lugones Center y se hizo cargo de la deuda, convirtiéndose en acreedor del Banco Ciudad.

Además, subrayó que las cocheras son uno de los problemas que trajo aparejado la construcción del microestadio y que su construcción se terminará de definir el año que viene en asamblea. 

–Lugones Center quebró después del derrumbe, en 2015.

–El derrumbe fue en mayo de 2015 y al año siguiente Lugones Center presentó quiebra. En una de las asambleas que hubo en el club en 2016, Guillermo Alé, que en aquel entonces era secretario general de Atlanta, reconoció que había hecho un negocio con un chanta, por Mancini.

–Guillermo Alé era secretario general de Atlanta y también era delegado del Banco Ciudad.

–También, exactamente.

–El entramado se completa, en parte con Mancini e hijos y el actor Martín Seefeld, ex yerno de Mancini.

–Sí, que armaron una empresa sin capital.

–¿En qué instancias quedó el amparo que había presentado Facundo Del Gaiso por la construcción de la escuela que nunca se llevó a cabo?

–Se lo consulté a los dirigentes de Atlanta y todavía, según ellos, el gobierno de la Ciudad no exige su construcción. En caso de que se la exija para poder hacerla, tienen contemplado un costado del sector de Dorrego y de Muñecas para construirla.

–Sin embargo, en la ley que se aprobó el año pasado no figuran planos, ni el Ministerio de Educación se pronunció al respecto.

–Por eso, la otra vez les consultaba si tienen pensado hacer la escuela pero como el gobierno de la Ciudad no se lo ha exigido, Atlanta no ha construido, pero sí tienen pensado un lugar por si acaso el gobierno porteño le exige construirlo en lo inmediato.

–¿Cómo es que el diario La Nación se hizo cargo de la deuda de Lugones Center ante su quiebra que no fue judicializada?

–La dirigencia de Atlanta no ha dado los datos a los medios partidarios de la oposición. Había otros interesados en poder quedarse con el microestadio, inclusive una empresa que iba a acercar un dirigente de Atlanta que ofrecía más dinero y que finalmente fue desechada. De buenas a primeras apareció, y se terminó haciendo cargo de la construcción el diario La Nación. Con un canon que bajó, porque Atlanta antes recibía 114 mil dólares y pasó a percibir 30 mil dólares. Y cuando esté la obra concluida Atlanta va a pasar a cobrar 40 mil dólares por mes.

–Según el sitio de AEG Worldwide, el microestadio está previsto que se inaugure para el invierno de 2019. 

–El diario La Nación está acelerando para poder terminarlo en esa fecha. Además, están preocupados por el tema del estacionamiento. Los dirigentes de Atlanta en la última Asamblea dijeron que iban a arreglar con diferentes cocheras de la zona, pero para sus invitados VIP van a querer un estacionamiento que tenga salida directamente al microestadio. Por eso, el diario La Nación ofreció un negocio a los dirigentes de Atlanta, que es hacer el estacionamiento alquilado a la concesionaria ALRA de automotores Volkswagen en la avenida Corrientes, que antes de poner a la venta sus coches, los guardaba cerca de la tribuna Dorrego que da las vías del Ferrocarril San Martín, y detrás de lo que es la tribuna de la calle Muñecas. En todo ese sector guardaban los autos, que Atlanta alquilaba a la concesionaria ALRA, ahora hay un proyecto para que eso pase al Grupo del diario La Nación. 

–¿Ese debate sobre la construcción de las cocheras se dio en la última asamblea?

–Se trató en la última asamblea y se va a votar en marzo, a favor o en contra del acuerdo con el diario La Nación por el estacionamiento. Es un contrato de diez años, pero con una particularidad, antes de los cinco años Atlanta no puede hacer su tribuna, la que da a la avenida Dorrego. 

–¿En qué consiste puntualmente el contrato?

–El grupo del diario La Nación hace la inversión de construir el estacionamiento, a cambio se va a cobrar 112 cocheras hasta cubrir el total de la obra y Atlanta, salvo en la tribuna, no puede hacer nada en ese sector hasta los diez años de duración del contrato. 

–¿Cuál es el panorama de Atlanta?

–En las últimas dos elecciones votaron casi 900 personas, estaban habilitadas para votar 1300. Con una campaña que no logra subir de categoría, hay muchos morosos. Atlanta viene fracasando en lo futbolístico, no hay nuevos socios y los pocos que hay no pagan.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/165073-los-problemas-clave