Horacio Carrera es vecino del barrio de Devoto desde hace 20 años, tiene una hija discapacitada de 24 años que verá directamente afectada su posibilidad de movilizarse a partir de la construcción del túnel del barrio. Sin embargo, Carreras hace hincapié en que las consecuencias son para todos los vecinos, más allá de su situación personal. “Cuando a vos te hacen un túnel, el problema lo tenés vos. Si se inunda, si se tapa, si te roban, es tuyo. Es el problema de la gente”, enfatizó Carrera.

–¿En que lo perjudica a usted y los vecinos la creación de los túneles?

–Tenemos una hija discapacitada y nos perjudica en nuestra salida, lugar de estacionamiento, subida y bajada de gente. Uno se siente mal porque nadie nos dijo nada, nadie nos dijo cómo lo iban a resolver. Lo importante para mí es el tema general, lo que nos pasa a todos, más allá de lo que nos pasa a nosotros como familia en particular. Esto es una obra inédita que no se ve en ningún lugar del mundo, un lugar donde cada dos cuadras se encuentre un túnel de 300 metros de largo. Es un plan que no se ha hecho de un punto de vista urbanístico del barrio, sino que solo se pensó en el tren y se dijo bueno, este es el tren, tiene que pasar, hacemos túneles y chau. Las consecuencias que traerán esos túneles serán terribles. 

–¿Cómo cree que perjudican estas obras al barrio de Devoto?

–Devoto es uno de los pocos barrios que han quedado y que mantiene todavía su estilo propio y que sigue siendo un lugar auténtico. Esta obra realmente separa el barrio en dos porque la única forma de cruzar de un lado al otro del barrio va a ser pasando por el túnel ya sea caminando, en bicicleta o en auto. Para una persona mayor o un chico que va al colegio es un problema. Los túneles sólo están previstos para los autos. La única forma de comunicación que le queda tanto a Devoto como a Villa del Parque son cuatro kilómetros donde hay previstos 14 túneles de 300 metros promedio cada uno. Inclusive hay algunos que serán aún más largos. No se analizaron desde un punto de vista urbanístico. En el resto del mundo los túneles salen o en viaducto o en trinchera

–¿Cuánto hace que vive en el barrio?

–En esta casa vivimos desde hace 25 años. Nos costó mucho conseguirla para que cumpliera con las condiciones que requiere tener una persona en silla de ruedas. Con una entrada directa desde la vereda, puertas más anchas, es un PH que tiene puertas más anchas, pasillos más anchos. Se nos hizo muy difícil y nos llevó mucho esfuerzo conseguirla. Y la verdad que si vas a hacer una obra, por lo menos empezá hablando con la gente para ver las necesidades y con lo que te encontrás. En estas tres manzanas hay cinco discapacitados a los que le toca un túnel enfrente y ninguno ha recibido ninguna información de cómo va a ser su futuro. Igualmente, repito, por encima de lo personal que es terrible para todos nosotros. Esto es algo mucho más grande, no es algo que va a mejorar la fisionomía del barrio, ni la vida cotidiana donde la gente está acostumbrada a salir a caminar. Se van a talar más de 300 árboles en estas cinco cuadras, no en los catorce túneles, en estas cinco cuadras. Hay aproximadamente unos 500 autos que se estacionan que nos sabemos dónde van a ir a parar, y en este barrio se estacionan en las dos manos son calles de poca circulación, no es una zona de paso. Cuando a vos te hacen un túnel, el problema lo tenés vos. Si se inunda, si se tapa, si te roban, es tu problema. Es el problema de la gente.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/136017-nuevos-obstaculos