GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

En Bolivia el golpe de Estado se consumó. 
Evo Morales Ayma, que había convocado a un nuevo proceso electoral, se vio obligado a renunciar para garantizar la paz y el cese de la violencia que venían llevando a cabo civiles, personal policial autoacuartelado y el ejercito.

Duele el quiebre institucional de Bolivia, sobre todo a quienes defendemos firmemente la democracia.
Desde argentina, expresamos nuestra solidaridad con las y los bolivianos.

Es el pueblo boliviano quien debe escoger cuanto antes, en elecciones libres e informadas, a su próximo gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *